Manos y Naturaleza ha desarrollado desde 1985 un modelo formativo y educativo en la comuna de Peñalolén. Funciona como una “segunda casa”, acogedora y entretenida, para niños y niñas de escasas oportunidades, quienes participan en él durante su tiempo alternativo al colegio. Este modelo promueve un desarrollo personal, familiar, social y académico y los acompaña durante todo su proceso de desarrollo.

Se le ha denominado “Modelo Formativo” porque se espera que los niños se vayan formando, adquiriendo un conjunto de hábitos y que se sientan identificados con los valores que Manos y Naturaleza fomenta, como: alegría, solidaridad, generosidad, respeto, trabajo, perseverancia, fortaleza, compromiso,  confianza en sí mismos.

TALLERES
En los talleres, grupos de máximo 20 niños y niñas aprenden y practican un conjunto de especialidades del área artística, técnica e intelectual, para ir detectando los intereses y habilidades de cada niño en particular.

Los niños más pequeños participan en una amplia gama de talleres,  en cambio los más grandes participan en menos talleres, ya que se privilegian aquellos orientados hacia su inserción en liceos técnicos o científico humanistas y a las habilidades e intereses que han ido descubriendo en el camino.

Talleres Base: Expresión y Teatro, Agencia Gráfica, Informática.

Talleres Alternativos: Reciclarte, Música, Arte, Cultura, Hágalo usted mismo, Artesanía, Cocina.

Talleres Naturaleza: Huerto Orgánico, Conciencia del Entorno, Deportes.

Los objetivos de los talleres son:

  • Desarrollar creatividad y capacidad de crítica y autocrítica
  • Promover la calidad y buena presentación del trabajo
  • Entregar herramientas para la resolución de problemas
  • Desarrollar capacidad de liderazgo, autonomía y confianza en sí mismos
  • Promover el trabajo en equipo

TIOS TUTORES
El modelo de Manos y Naturaleza es desarrollado por un equipo de Tíos Tutores, que acompañan a los niños y jóvenes a lo largo de todo su proceso formativo, desde los 5 años.

Nuestros Tutores trabajan en forma muy personalizada con los niños y jóvenes. Ellos crean un vínculo afectivo con los niños y niñas y de esta manera, se convierten en personas muy cercanas y significativas para ellos. Los “Tíos” logran legitimarse ante los niños y son reconocidos como guías en su proceso de desarrollo dentro de la Corporación. Ellos transmiten el Modelo Manos y Naturaleza  al grupo de niños y niñas que tienen a su cargo y fomentan que ellos adquieran los hábitos y valores que Manos y Naturaleza promueve.

NIVELES
De acuerdo a sus edades y cursos,  los niños se agrupan en niveles:

  • Básico Uno:  Niños de  5 – 6 años, que asisten a Kinder y 1º Básico
  • Básico Dos:   Niños de 7- 8 años, que asisten a 2º y  3º Básico.
  • Nivel Uno:     Niños de 9 – 11 años,  que asisten a 4º, 5º, 6º Básico
  • Nivel Dos:      Niños de 12 a 18 años, que asisten a 7º Básico hasta 4º Medio.

 

TRIÁNGULO
El proceso formativo que desarrollamos requiere de una coordinación muy estrecha entre las tres instituciones que se relacionan con los niños y niñas, ya que es necesario abordarlo con un lenguaje común. Es por esto que el modelo se presenta en forma de triángulo, ubicando al niño o niña al centro del modelo y en los vértices,  a su Familia, su Colegio y la Corporación.

PROGRAMA FAMILIA
Nuestra experiencia nos ha demostrado que es esencial tener a los padres y apoderados como aliados, ya que sólo si los padres se comprometen y participan activamente en Manos y Naturaleza pueden ayudar al proceso formativo de sus hijos y se logra que estos tengan un cambio positivo.

Este programa comprende:

Reuniones de Apoderados
Cada semestre se realizan 3 – 4 reuniones de apoderados, para informar y coordinar criterios. A final de cada semestre se entregan evaluaciones del desempeño técnico y conductual de cada niño y a final de año se hace una presentación de todos los trabajos de los talleres.

Talleres para padres
Se realizan talleres semanales de desarrollo personal con los padres de los niños. Gracias a esta actividad logramos acercarnos a los padres y apoderados y entregar a las familias herramientas de sanación personal, crecimiento y conocimiento de ellos mismos, lo que repercute positivamente en la relación con sus niños.

Top