El proyecto Manos y Naturaleza se gestó en Alemania, producto de la experiencia de Mónica Koppmann con la educación de los niños alemanes, mientras estudiaba en ese país. Tras elaborar el proyecto, lo presentó a su grupo de amigos, quienes compartían su misma visión frente a la escasez de oportunidades de los niños en riesgo social.  Este grupo, que luego formaría la asociación Mis Manos Kinderhilfe, se comprometió espiritual y financieramente con el proyecto y continúan apoyándolo hasta el día de hoy.

A fines de 1984, Mónica regresó a Chile a poner en práctica el proyecto.  A comienzos de 1985  conoció a un grupo de niños en la Villa Lautaro, en Peñalolén y los invitó a realizar sus propias inquietudes, creándose el “Club Manos y Naturaleza”, que funcionaba en una mediagua, en medio de la Villa.

En 1990 la Corporación Manos y Naturaleza obtuvo personalidad jurídica y se formó el primer directorio de la Corporación.

En 1992 la Corporación compró la primera casa, sede para el Club.

A partir de 1995, se formó el Círculo de Amigos de Manos y Naturaleza, formado por donantes chilenos.

Cuando los mayores terminaron la Enseñanza Media, con el apoyo de la institución y por medio de becas de otras instituciones, continuaron sus estudios en diversos institutos y universidades.

En 1990 la Corporación Manos y Naturaleza obtuvo personalidad jurídica y se formó el primer directorio de la Corporación.

En 1992 la Corporación compró la primera casa, sede para el Club.

A partir de 1995, se formó el Círculo de Amigos de Manos y Naturaleza, formado por donantes chilenos.

Cuando los mayores terminaron la Enseñanza Media, con el apoyo de la institución y por medio de becas de otras instituciones, continuaron sus estudios en diversos institutos y universidades.

En 1996 se adquirió la sede actual del Club, gracias a una donación especial, recibida de Mis Manos Kinderhilfe, de Alemania.

En 1999 se adquirió una parcela de 5000 m2 en El Ingenio, Cajón del Maipo.  Durante varios veranos, el campamento de los niños se realizó en este lugar.

En 2001, Mónica Koppmann fue nombrada líder Avina y recibió el impulso de esta fundación para realizar un importante proyecto de crecimiento:

Entre 2002 y 2005, gracias al apoyo financiero y humano de AVINA, se sistematizó el modelo educativo formativo de Manos y Naturaleza y luego se replicó, creándose dos nuevas sedes: una urbana, en San Luis de Macul, un sector de Peñalolén con altos índices de indigencia y drogadicción y una rural, en la comuna de Puerto Octay (X Región), que funcionó hasta el año 2007.

Producto de este crecimiento se formó un área de financiamiento y marketing, con el fin de solventar el aumento de gastos por la mayor cobertura de niños, de sedes y programas. Durante los últimos años se han formado alianzas de Responsabilidad Social Empresarial con diversas empresas y sus colaboradores.

.

En 2007,  Mónica fue nombrada “Fellow” de Ashoka, organización que agrupa a emprendedores sociales en todo el mundo.  Este nombramiento le permitió impulsar proyectos en el área Naturaleza, como “Pillpa”, en alianza con Herbarium y posteriormente el proyecto Naturalizar, en alianza con Fundación Ilumina.

Entre 2010 y 2011 se desarrolló el proyecto Mundo Vivo:

a) Construcción de un Centro de Capacitación y Encuentro en y con la Naturaleza, en un terreno de 1 hectárea, cedido en usufructo por don Luis Calvo, ubicado dentro del parque Quebrada de Macul, Peñalolén.

b) Programa de talleres laborales y de desarrollo personal para los apoderados y comunidad cercana.

En 2010, gracias al apoyo de JP Morgan, Cardif y UIP se adquirió un terreno, en el sitio colindante a la Sede Principal en Calle Laura Rodríguez y se construyó la Sede Familia,  un centro para el desarrollo de microempresas formadas en los talleres del proyecto Mundo Vivo.

En 2012 se concretó la alianza con Fundación Ilumina, para desarrollar el proyecto “Naturalizar Educativamente Jardines Infantiles”, que capacita a directoras y docentes de Jardines Infantiles vulnerables, para transformar los espacios exteriores de los jardines infantiles en rincones educativos en la naturaleza.

2013  Se inaugura la Sede Familia, que acoge a microempresarias formadas en los talleres de Mundo Vivo.

Durante los años 2013 al 2017 se han desarrollado diversos proyectos con el apoyo de Johnson y Johnson, Starbucks y Dilmah Foundation, con el fin de mejorar las infraestructuras, ampliar la gama de talleres y trabajar en conjunto con los padres por el bien común.

Top